|

EL AGUA EN LA CIUDAD

El agua que se suministra a nuestras ciudades proviene de la captación que se realiza en los embalses cercanos dentro de la cuenca hidrográfica del Guadalquivir. Tras un proceso de potabilización se almacena en depósitos, desde donde pasa a la red de distribución para que llegue a cada hogar o empresa.

Una vez utilizada, esta agua sucia se va por el desagüe ya que ha perdido su calidad y ganado en impurezas y contaminantes en algunos casos y empieza entonces un proceso de depuración que la devuelve al medio natural en las mejores condiciones. De este modo, más adelante se puede volver a captar y así vuelve a iniciarse un nuevo ciclo que permite preservar las reservas hídricas para que nunca nos falte el agua.

  1. CAPTACIÓN
  2. POTABILIZACIÓN
  3. TRANSPORTE Y ALMACENAMIENTO
  4. DISTRIBUCIÓN
  5. CONSUMO
  6. ALCANTARILLADO
  7. DEPURACIÓN
  8. REAPROVECHAMIETO
  9. RETORNO

Este sitio web utiliza 'cookies' propias y de terceros para ofrecerte una mejor experiencia y servicio. Al navegar o utilizar nuestros servicios, aceptas el uso que hacemos de ellas. Puedes cambiar la configuración de 'cookies' en cualquier momento. Política de privacidad.

Acepto las cookies de este sitio.